Bookmark and Share

Rectorado Nuevo de LUZ

Sergio Osorio: «No podemos aceptar testimonios de personas que están en el anonimato»

Las autoridades de la Facultad de Medicina exigieron evidencias, si existen, de la presunta venta de cupos a profesionales extranjeros para ingresar a los programas de posgrado. El decano Sergio Osorio aclaró que la facultad no recibe pagos en dólares

LUZ Agencia de Noticias

Tras las denuncias sobre la presunta venta de cupos a profesionales extranjeros para ingresar a los programas de posgrados de la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia —sustentadas en testimonios anónimos y reseñadas en un medio de circulación regional—, las autoridades de la facultad exigieron las pruebas, de ser cierto, y condenaron lo que, a su juicio, representa una afectación a la integridad y credibilidad de la alma mater zuliana.

«Queremos evidencias sobre estas fuertes acusaciones con respecto a la presunta venta de cupos en esta facultad, ya que somos los primeros interesados en que estas pruebas salgan a la luz pública. No podemos aceptar testimonios de personas que están en el anonimato», manifestó el decano Sergio Osorio en una rueda de prensa realizada el martes 3 de julio de 2018 en el salón del Consejo de Facultad.

Osorio aclaró que la Facultad de Medicina aplica controles diferentes y personalizados para el ingreso de los estudiantes nacionales y extranjeros a los programas de posgrados. «Ambos introducen sus carpetas con las credenciales y documentos que se le exigen para poder participar en el concurso del posgrado, y las pruebas son personalizadas en momentos diferentes para que los consejos académicos y el director del posgrado, junto conmigo, tengan mayor control sobre estos aspirantes».

De acuerdo con lo explicado por el decano de la Facultad de Medicina, el profesional debe cumplir con las 3 fases del proceso de admisión para ingresar a los programas de posgrado. La primera es la presentación de las credenciales y los documentos requeridos por el posgrado; la segunda es la prueba de conocimiento que realiza la División de Estudios para Graduados en tiempos diferentes para los nacionales y extranjeros, y la tercera es la prueba psicológica y la entrevista a cargo del consejo académico de cada uno de las residencias.

«Todo eso tiene un valor, excepto la prueba psicológica, que es cualitativa. Ese valor es llevado por los consejos académicos al Consejo Técnico de Posgrado donde se aprueban y se emite la lista de los asignados, que es enviada al Consejo de Facultad para su aprobación y, finalmente, se envía al Consejo Central de Posgrado de la Universidad», explica Osorio, quien insiste en que los controles son rigurosos y transparentes.

En cuanto al pago de los programas, el decano afirma categóricamente que el dinero que ingresa a la Facultad de Medicina es en bolívares. «Toda la Universidad del Zulia recibe pagos en bolívares. La universidad no tiene cuentas en dólares y de ningún otro tipo de divisas porque, primero, la Contraloría General de la República no lo permite y, segundo, tenemos un control de cambio con el cual tenemos que ser muy cuidadosos; no podemos recibir otra moneda que no sea la de circulación nacional, que es el bolívar. Así se hacen los pagos acá, en pregrado y posgrado, sea para estudiantes venezolanos o extranjeros».

Recalcó que los aranceles para los extranjeros en toda la Universidad del Zulia tienen un costo más elevado en comparación con los nacionales, pero siempre en bolívares. «Eso está aprobado por el Consejo Universitario. Nosotros hacemos los análisis de costos, llevamos esos estudios al Consejo Técnico de Posgrado, al Consejo de la Facultad y al Consejo Universitario; allí se aprueban».

Para finalizar, el decano de la Facultad de Medicina aclaró que la Universidad del Zulia no es un intermediario para cambiar las divisas. «Ese bolívar lo pagan los aspirantes. Nos imaginamos que el cambio se hace a tasa oficial».

 

© 2018 Universidad del Zulia. Derechos reservados. Maracaibo, Venezuela. Acerca de LUZ Web. Ayuda.